Una reseña al libro “Bajo la lluvia” de J.Jorge Sánchez al que yo he puesto fotografías.

Portada_web

Bajo la lluvia es un proyecto que ya ha visto la luz, apenas hace 15 días, y en el que he participado como fotógrafo.

Es el proyecto poético de mi amigo J. Jorge Sánchez, un magnífico escritor barcelonés que tuvo a bien llamarme para que colaborase poniendo imágenes fotográficas a unos excelentes poemas que el ha escrito.

Como os decía el texto no es bueno, es magnífico. Al menos en mi más sincera opinión y cuando lo leí me puse a hacer fotos y a recopilar otras de mi fondo fotográfico que podrían encajar muy bien. El caso es que estoy muy orgulloso del resultado final, de la conjunción de poesía y fotografía que hemos conseguido. Aunque no fue fácil, la verdad. Hasta prácticamente un mes antes de la publicación del libro, anduvimos añadiendo y quitando fotos (mea culpa) e hicimos hasta tres versiones del mismo libro. Lo movimos por varias editoriales y aunque alguna se vio interesada en publicarla, al final no volvieron a mostrar interés por el proyecto, pese a la insistencia, y tuvimos que buscarnos la vida por otro lado.

Como también hago las veces de coordinador para la micro editorial LVR[ediciones de la asociación cultural La Vida Rima e íbamos a crear una nueva colección a la que hemos llamado Visual Poética, se me ocurrió que teniendo un poemario tan excelente como es este Bajo la lluvia y teniendo en cuenta que al llevar toda la parte fotográfica se adaptaba perfectamente a la nueva colección, que trata de aunar diversas disciplinas artísticas con la poesía, le propuse a Jorge si le apetecía que tomáramos este Bajo la lluvia como conejillo de indias para probar que tal nos salía publicar este tipo de libros. Jorge se mostró entusiasmado con la idea (pese a la poca difusión que desde LVR[ediciones podemos hacer), así que nos pusimos a ello y aquí está por fin Bajo la lluvia.

Bajo la lluvia es un libro que mezcla filosofía y poesía, pensamiento y metáfora. Que trata de enfrentar, además dos formas de pensamiento distinto, occidente (europa) y oriente (Japón). Occidente es el mar y oriente se representa con la montaña. Yo he intentado huir de lo obvio en la imagen y mostrar mi interpretación del poema, del concepto e incluso de la metáfora que en cada caso me ha inspirado una imagen. Por cierto, atención al prólogo, magnífico.

De momento una primera reacción en Revista de Letras:

http://www.revistadeletras.net/bajo-la-lluvia-de-j-jorge-sanchez-y-jose-naveiras-garcia/

Anuncios

Mañana, Barcelona

Mañana estaré por la noche en Barcelona, concretamente en el ciclo que la gente de PUBCN monta en Freedonia. Estaré junto a Txus García, Abel E. Cantero y Laura G. de la CIA. Gente de mucho nivel y espero estar a la altura. Será a partir de las 20:30 en Freedonia (C/Lleialtat 6, metro Para.lel L2-L3).

Si estáis por Barcelona y os apetece pasar un buen rato con preformance, poesía y cabaré ya sabéis.

Pero no se vayan todavía, que aún hay más.

El 14 estaré junto a Eva Gallud, Leire Olmeda, Víctor LaGounda, Agustín Calvo Galán, J. Jorge Sánchez, Mónica Caldeiro, Mag Márquez y Abel E. Cantero en una fiesta poética en la que presentaremos el proyecto editorial de La Vida Rima, : LVR[ediciones. Será a partir de las 21:00 horas en la mítica asociación La Papa (C/Tapioles 12) gracias de nuevo a la gente de PuBCN.

Pero para apretar la agenda un poco más, la gente de Radio Sabadell que lleva el programa de poesía Veus Anònimes, me ha invitado para grabar un programa con ellos que se emitirá en febrero. Casi ná. Peaso de finde en Barna.

Así que estoy acojonado y allí iré con mis berberechos debajo del brazo a defenderlos, espero estar a la altura de tanto buen escritor y escritora.

El extintor


 

El extintor ahora,

se ha vuelto imperdonable

Justo en el momento

en el que fleté un barco

para tratar de alcanzarte.

 

Voy tan detrás siempre.

Tras el cierre obligado

de todas las puertas.

Tras el apagado cadencioso

de las bombillas

de bajo consumo.

 

No, es verdad,

ahora ya no consumo.

 

Nuestro extintor inabarcable

de reducido interés.

Nuestro extintor inacabado

de rojo desprestigio.

Nuestro extintor imperdonable

de frío tacto.

 

Sabes tantos secretos

como los extintores de las esquinas

No es demasiado pedir

otro incendio incondicional

o tal vez

algo de suelto para un café.

 

Tócame

Tócame una teta
que a los hombres nos gusta
aunque nuestras glándulas mamarias
estén atrofiadas.

Por favor,
tócame una teta
con una oreja y
descubre que por dentro
estoy hecho de viento.

Tócame una teta e
introduce tus dedos
en mis espacios intercosatales,
sin miedo.

Arranca de ellos
mis entrañas y
apriétalas hasta que la sangre supere
la frontera de los dedos y
poco a poco llegue hasta tus codos.

Entonces
por favor
de nuevo
tócame una teta.