Berberecho derrotado

SONRISA CUÁNTICA

Sonrisa cuántica
tristeza fractal
caricias geométricas
y mi corazón poligonero
comiendo cristal
a ritmo de reggaeton

Un millón de amantes
comparten hamburguesas
en el McDonalds del barrio
y de nuevo tu sonrisa cuántica
me dice que no podremos
comernos las estrellas
y menos una a una
como habíamos planeado.

Calor seco y nauseabundo
arropando cuerpos
en un centro comercial
de cualquier extrarradio
y nuestras sonrisas cuánticas
chocan una y otra vez
provocando un siniestro total
en todos los vehículos emancipados.