Poético el partido de fútbol

Pues sí, en un alarde de poder sorprender a una audiencia cada vez más difícil, un colectivo de poetas se ha metido a celebrar el que será el tercer partido internacional de fútbol entre poetas.

En esta ocasión, tan magno evento convocará a Poetas inéditos vs. Poetas publicados

Detrás de esta maravillosa idea están las cabezas, creo, del gran Batania y del no menos grande Giovanni Collazos, dos de los mejores poetas que actualmente transitan por las calles de Madrid (ambos en el bando de los Poetas inéditos). No se por qué extraña razón han pensado que yo juego al futbol y me han invitado (para el bando de los Poetas publicados).

He de confesar que yo, normalmente practico menos deporte que los bancos del parque, pero siempre osado, he aceptado la invitación y el domingo 12 de febrero de 2012 a las 17 horas, se me podrá ver trotar tras un elemento esférico que rodará de pie en pie sin sentido aparente. Será en mi antiguo barrio, por cierto, en La Elipa, en su viejo polideportivo.
Barrio que sí me vió jugar a distintas disciplinas deportivas en tiempos ya muy pretéritos, como fueron mis pasos por la liga infantil de beisbol de la Comunidad de Madrid y algún que otro pinito en las canchas de baloncesto locales. Pero como digo, en el presente, de deporte: cero.

Y es que uno, aunque se coserva con un aspecto casi casi casi de lozano adolescente (recuerden ustedes a Steve McQueen en la película de los 60 “The Blob” en la que aparecía haciendo un personage de inocente teenager con el rostro más duro que el de los propios policías, si el podía por qué yo no), francamente mi forma física no pasa por uno de los momentos más álgidos, debo confesarlo. Es posible que tras unos breves 3 minutos de ligero trotecochinero  por el campo de juego, este poeta esté a punto de vomitar su propio hígado, pero ¿quién dijo miedo?

Como la idea me parece divertida y seguro que pasaremos un buen rato riéndonos de nosotros mismos, he decidio participar como maestro del balonpié y además querido contribuir con una serie de carteles que levanten la moral y el ánimo del equipo de los poetas publicados. Nada original, algo rapidín y jocoso, cargado de ironía y modificando carteles ya existentes que he pillado por ahí. Un aquí te pillo aquí te mato.

VENCEREMOS.

Aquí va a haber algo más que metáforas.

A continuación los primeros.