Ojos de berberecho

A Juan Eduardo Cirlot

Ondea ahora la bandera
cerca de mis ojos
que escuchan los ecos
de la menta.

Ondea la triste bandera
con mis ojos cercenados
por ese par de muslos
que asoman en el balcón

Ondea la joven bandera
a la vez que golpea mis ojos
de piano, en blanco y negro
con escala manca sostenida.

Ondea la bandera
clavada en mis ojos de selva
marcando mis ojos esclavos
ocupa mis ojos de ceniza
moldea mis ojos plagiados.

Ondean mis ojos
sin bandera en las entrañas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s