La gracilidad del elefante

El elefante se ha tornado
casi mísitco.
Recoge ideas
con su trompa
de las cabezas mutiladas
sorbiendo de ellas y
metiéndolas en su boca triangular.

Recolecta, así, algo que jamás tuvo.

El elefante levita
con gracilidad
alrededor de las cabezas alineadas
que cuecen ideas sin parar.

Pero bueno ¿tú cuando has visto un elefante levitar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s