Vinalia Trippers: TRIPPERS FROM THE CRYPT

Bueno, pues ya está en la calle uno de los mejores fanzines de relatos y de cultura underground que se hace en aqueste país. Aunque parezca mentira hay gente que hace cosas y las hace muy bien, pese a que todo esté orientado a la cultura de masas y a las grandes ventas, aún hay gente que piensa que se pueden hacer cosas distintas y aademás bien, aunque ninguna institución o gran empresa  ayude. Son la gente de Vinalia Trippers que en esta nueva entrega emulan al mítico TALES FROM THE CRYPT con un especial que han titulado acertadamente: TRIPPERS FROM THE CRYPT.

Además pa colmo han tenido a bien contar con mi colaboración y allí que envié un pequeño micro relato que aparecerá también en mi primera novela “Recuerdos del cementerio” que, ahora sí, estoy acabando.

YA podéis encargar VINALIA TRIPPERS: TRIPERS FRON THE CRYPT colicitándolo a vinaliatrippers@yahoo.es

Más info en:

http://vinaliaplan9espacio.blogspot.com/2011/07/trippers-from-crypt-ya-la-venta.html

Dicho queda.

Anuncios

Contacto

Contacto, los ojos

aunque no me hayas tocado

son contactos

tacto de mirada

tacto invisible

tacto de tiempo

tacto intangible

Contacto, las manos

aunque tus dedos

no me hayan mirado

son contactos

tacto de nube

tacto de agua azucarada

tacto comunista

tacto socializado

contacto fluorescente

iluminado tacto

tacto ridículo

ridículo contacto

Contacto, tu voz

aunque tus pechos aún

no me hayan rozado

son contactos

tacto de agosto

tacto pluma

tacto pene

tacto presión

Contacto, la incandescencia

aunque tu corazón

retarde la sístole

son contactos

tacto de sol

tacto de payaso

tacto arriesgado

tacto protegido

te tacto

te contacto

te tac

to

te

tactote

tac

tote

tacto

te

Repito

Contacto, tus labios

aunque la ducha

se lleve los recuerdos

son contactos

tacto lúbrico

tacto místico

tacto práctico

tacto tren

Te tacto

Dimito

Hoy señoras, señores
dimito
y lo hago solo
por coherencia con
mis propios fracasos.
Por juntar palabras
en vez de hechos.
Por tener hechos
solo los adverbios.
Por escupir versos
contra el cielo.
Sí también dimito
Por eso.

Dimito por haber
dejado que los CAMPoS
de mala yerbas
medren sin miedo.
Por haber creado
esperanza
y aquí reconozco
que era falsa.
Es triste, sí y dimito
por eso.

Dimito por haber creado
a Paris Hilton,
por haber visto
su coño en una pantalla,
por no ser capaz
de apartar la vista
y por el contrario,
hacerlo siempre
en el último telediario.
Aunque me de vergüenza decirlo,
también por eso
dimito.

Dimito porque
el camaleón de nuevo
se comió a la polilla.
Porque las religiones
me reprimen aunque no
las profese,
porque a Dios nadie
quiso escucharle
cuando hace tiempo dijo
“Yo dimito”.

Dimito por las infraestructuras
y por las estructuras
y por las faltas de culturas
y por la ausencia de corduras
y por todas la causas puras
también dimito.

Dimito
porque ya no me queda amor
ni en las pelotas.
Dimito

Dimito
porque ya no me queda vergüenza
ni en las yemas de mis dedos.
Dimito

Dimito

Dimito porque mi chaqueta
del traje gris
transforma mi forma de reírme.
Porque mi corbata
oprime todas mis palabras.
Porque mi camisa blanca
abotona mi vergüenza.
Dimito, claro,
por eso.

Dimito
porque peso 100 kilos.
Porque en África aún
la infancia crece raquítica.
Porque un día tatué
una calavera en mi
espalda yerma
y porque el
desierto se siembra
todos los días con ellas.
Porque mis lágrimas
no las harán desaparecer,
dimito.

Dimito
porque no tengo
ni puta idea
de donde está Bielorrusia
y porque en Bielorrusia
tampoco saben donde está España.
También dimito,
También,
por algo como eso.

Dimito
porque no soy capaz
de decidir.
Porque me ahogan
sus cuerdas.
Porque sus derechos
me aplastan
y creo que tengo derecho
a no ser aplastado.
Porque he fracasado
en mejorar todo esto
y ahora tendrá que ser
Superman quien lo arregle.
Por incapaz, dimito.

Dimito
porque la guerra cotiza en bolsa
porque el proxenetismo cotiza en bolsa
porque la esclavitud cotiza en bolsa
porque la represión cotiza en bolsa
porque la mentira cotiza en bolsa
porque el paro cotiza en bolsa
porque Dios cotiza en bolsa
porque la pederastia cotiza en bolsa
porque el hambre cotiza en bolsa
porque la sed cotiza en bolsa
porque la violación cotiza en bolsa

porque no dimiten,
yo
dimito.

(poema indignado, leído por primera vez en público el 11/07/11 en la slaa Clamores de Madrid, a ver si puedo leerlo en breve de nuevo)